lunes, 20 de diciembre de 2010

La sorpresa


¿Recordáis que os dije que os tenía preparada una sorpresa? Pues aquí la traigo: España no es el único país que celebra la navidad, esta se celbra en todo el mundo, a mí personalmente me atraen mucho otras culturas y espero que a vosotros también porque de eso trata la sorpresa, intentaré subir todos los días una leyenda y las tradiciones de cada lugar, hoy os traigo: Inglaterra.
    
LEYENDA: EL MUÑECO DE JENGIBRE

La víspera de Navidad una anciana hizo galletas de jengibre. A alguanas les dio forma de abeto, a otras de campana y a unas terceras forma de estrella. Hizo una última con forma de hombre : con unas pasas le hizo los ojos y los botones, y con un poco de azucar le dibujó una sonrisa y una naricita, y lo puso en el horno.un rato
Pasó rato y oyó unos golpecitos en la puerta del horno. La abrió para ver que sucedía y de su interior saltó el hombrecillo de jengibre. La mujer intentó agarrar la galleta, pero esta se escabulló por la puerta que daba al jardín.
- ¡Vuelve de inmediato al horno, que serás de mi postre un buen adorno! - gritó la anciana
- ¡He escapado de una mujer y ahora soy libre! ¡Soy el hombre de jengibre! - canturreó al escapar.
El marido de la anciana estaba en el jardín, cuidando las plantas, por lo que agarró el rastrillo e intentó cortarle el paso, pero el hombre de jengibre le saltó al hombro, después hasta la coronilla, descendió por su espalda  y corrió fuera del jardín.
- ¡Vuelve a casa no seas pillo o te daré con el rastrillo! - le ordenó el anciano.
- ¡He escapado de un hombre y ahora soy libre! ¡Soy el hombre de jengibre! - canturreó ufano al escapar hacia el prado que se abría ante él.
El hombre de jengibre paseó por el prado y se tumbó al lado de unas matas para descansar. Despertó al oír el tolón tolón de un cencerro y vio el morro de una vaca que se lo quería comer. Se puso en pie de un salto y corrió hacia el río que veía al final del prado.
- ¡Ven aquí, vuelve al prado, quiero comerte de un bocado! - mugió la vaca.
- ¡He escapado de una vaca y ahora soy libre! ¡Soy el hombre de jengibre! - canturreó el hombre de jengibre al llegar a la orilla del río.
Pero... ¿cómo cruzar hasta el otro lado? Por allí paseaba un zorro, y el hombre de jengibre le pidió que le llevase a la otra orilla montado en su lomo .
- En el lomo se mojará si el agua toca, para cruzar el río es mejor ir en mi boca - sugirió el zorro. El hombre de jengibre saltó a la boca del zorro... y pronto se dio cuenta de que había caído en una trampa. El zorro cerró con fuerza las mandíbulas y lo engulló de un bocado.
- ¡Del mordisco no hay quien me libre! ¡Es el fin del hombre de jengibre!

TRADICIONES:

Al día siguiente de Navidad se le llama boxin day por qeu era el día en que las iglesias repartían el dinero de la caja de limosnas entre los pobres.
El postre preferido de los ingleses es el pudin que elaboran con fruta seca, frutos secos y melaza. Se suele hacer semanas antes de Navidad, y se deja colgado durante mucho tiempo, envuelto en un paño, para reforzar el sabor.
El muérdago es uno de los elementos decorativos más habituales en las casas inglesas: si un hombre y una mujer se encuentra debajo de él  deben besarse.

Espero que os haya gustado :)

2 comentarios:

Lau dijo...

hola!! me alegro de que te hayas pasado! me ha encantado lo de la galleta de gengibre! :D espero que te gusten los nuevos capitulos de las historias, veo que el blog va progresando, em encanta como lo llevais, besos!
y he vuelto para no irme! :D

Lucía dijo...

hola lydia,soy lucia del blog de sara y las goleadoras.queria decirte qe tu blog esta genial.y me gustaria preguntarte si podrias seguir mi otro blog.no esta muy bien,pero bueno:
http://osrecomiendounlibro.blogspot.com/