viernes, 8 de octubre de 2010

Carla

Nunca he conocido a una chica de 12 años como ella.
Le gusta pasar inadvertida, es totalmente discreta pero no puede... algo en ella hace que la mires a pesar de su sudadera con capucha, sus gafas de sol y sus vaqueros desgastados.
Su pelo es azul. Sí, azul como el mar y ondulado como las olas. Sus ojos color plata parecen espuma de mar rompiendo en la playa.
Miles de pecas dan color a sus blancas mejillas. Su nariz chata encaja perfectamente con el resto de su rostro. No hay nada en ella que desentone.
Es tímida y estudiosa. Se pasa horas y horas nadando en el mar. Cuando no puede hacerlo visita el acuario. Observa a los peces y parece que busca algo.
Las tardes de invierno lee al lado de la chimenea historias de barcos hundidos, rescates, naufragios...
Entonces le brillan más los ojos y tiene frío. Un frío húmedo como el mar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha encantado lo haces muy bien al igual que Lydia....
Besos

lydia dijo...

Y PARA ESO ME ASUSTAS TANTO!!!"!!! yo que pensaba que habias borrado el blog y lo habias vuelto a hacer y solo habias colgado un relato (tendre que devolver el hacha a la tienda)

Blanca dijo...

je je que graciosa...

julix111 dijo...

Me ha gustado muchooo.
xaoo.